<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1302467143154317&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Contactar

IMQ Zorrotzaurre

Urología

¿Buscas las soluciones más avanzadas en Urología?

Urología

La Urología es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan al aparato urinario, glándulas suprarrenales y retroperitoneo de ambos sexos y del aparato reproductor masculino, sin límite de edad.

Areas de la urología

La Urología incluye distintas subespecialidades:

La Andrología es la parte de la Urología encargada del estudio, investigación, y exploración de cualquier aspecto relacionado con la función sexual y reproducción masculina.
Hoy en día los temas andrológicos son abarcados en una nueva subespecialidad que es la Medicina Sexual y Reproductiva.

Además de los aspectos que atañen a la sexualidad, nuestra clínica se ocupa de la función reproductiva y de todas las patologías genitales que afectan al varón

  • Salud sexual del varón, consultas de alta resolución.

  • Microcirugía: para reversión de vasectomías (vasovasostomias).

La laparoscopia urológica es una rama de reciente aceptación en la Urología. En 1990 Clayman realizó la primera nefrectomia laparoscópica y partir de ese momento se amplía su uso, hasta el punto de que la mayor parte de los procedimientos que se llevaban a cabo con cirugía abierta, ahora pueden ser realizados por laparoscopia. La cirugía laparoscópica convencional ha sido complementada con la aparición de la robótica y la cirugía laparoscópica 3D, que permite mejorar los resultados de la laparoscopia convencional.

El sistema quirúrgico da Vinci brinda a los cirujanos una alternativa tanto a la cirugía abierta tradicional como a la laparoscopia convencional, poniendo las manos del cirujano en los controles de una plataforma robótica de última generación. El robot da Vinci permite a los cirujanos realizar hasta las intervenciones más complejas y delicadas mediante muy pequeñas incisiones con una precisión sin precedentes. Se trata de una revolucionaria tecnología que permite a un brazo robótico traducir con precisión los movimientos de las manos de un cirujano, permitiendo tratamientos quirúrgicos más eficaces y menos invasivos.

Para el paciente, los beneficios pueden ser, entre otros:

  • Significativamente menos dolor

  • Menos pérdida de sangre

  • Menos fibrosis

  • Menor tiempo de recuperación

  • Regreso más pronto a las actividades diarias normales

  • Y en muchos casos, mejores resultados funcionales

La urología oncológica, oncología urológica o uro-oncología es la que se encarga del diagnóstico y tratamiento los tumores que afectan a riñón, suprarrenal, vejiga, próstata, testículo y pene.

La urología de la litiasis o urolitiasis es la subespecialidad que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que se manifiestan con formación de cálculos urinarios. Los cálculos pueden formarse en cualquier punto de la vía urinaria, desde las cavidades del riñón a la uretra, conformando lo que se ha llamado "mal de piedra". Las localizaciones más comunes son riñón, uréter y vejiga. La composición más frecuente es el oxalato cálcico. La urolitiasis constituye uno de los apartados clásicos de la Urología.

En excavaciones arqueológicas se han hallado momias con restos litiásicos en riñones y en vejiga. Durante la Edad Media y el Renacimiento los litotomistas (personas con habilidad para extraer cálculos de vejiga o litotomía) difundieron los primeros tratamientos quirúrgicos frente a esta enfermedad. La cirugía abierta fue la terapia convencional de la urolitiasis hasta llegar a su auge a mediados del siglo XX. En los años 70 de dicho siglo apareció la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC), capaz de fragmentar los cálculos sin necesidad de cirugía, aunque no haya resultado eficaz en todos los casos. Por ello se ha ido consolidando el tratamiento de la urolitiasis mediante endourología, con técnicas como la ureterorrenoscopia y la cirugía percutánea, que no han cesado de evolucionar. La aparición de endoscopios flexibles, sistemas digitales de visualización y pincería de gran precisión, así como el empleo de energías neumática, ultrasónica o láser hacen posible la fragmentación y extracción de las concreciones en la mayoría de casos. Pese a estos avances no existe en la actualidad un tratamiento farmacológico eficaz que evite la formación de lo cálculos urinarios.

Son el conjunto de maniobras diagnósticas o terapéuticas, transuretrales o percutáneas, endoscópicas o de imagen, realizadas en la luz de las vías urinarias. Se puede considerar como cirugía mínimamente invasiva.

Enfermedades/patologías

El cáncer de próstata es un tumor maligno que se origina en la glándula prostática. Algunos tipos de cáncer de próstata crecen muy lentamente y pueden no provocar síntomas ni problemas durante años. Sin embargo, la mayoría de las células cancerosas de la próstata producen cantidades excesivas de una proteína denominada antígeno prostático específico (PSA). El PSA también se encuentra en niveles más altos de los normales en hombres con otras afecciones prostáticas, además del cáncer de próstata. Estas afecciones incluyen hiperplasia prostática benigna (HBP), que es un aumento del tamaño de la próstata, y prostatitis, que es la inflamación o la infección de la próstata.

Más del 95 % de los casos de cáncer de próstata son de un tipo denominado adenocarcinomas. Un tipo raro de cáncer de próstata conocido como cáncer neuroendocrino o cáncer anaplásico de células pequeñas tiende a diseminarse más temprano, pero generalmente no produce PSA. 

La clínica IMQ Zorrotzaurre tiene un equipo de urología pionero en el tratamiento del cáncer de próstata localizado con las técnicas más avanzadas:

  • Prostatectomía radical laparoscópica asistida por ROBOT DA VINCI.

  • Para pacientes no susceptibles de cirugía se cuenta con una amplia experiencia en CRIOTERAPIA e HIFU.


Muchas veces, cuando un hombre desarrolla cáncer de próstata a una edad avanzada, es poco probable que provoque síntomas o que acorte su vida, y el tratamiento agresivo puede no ser necesario. 

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir y/o mantener una erección suficientemente rígida que permita una relación sexual satisfactoria.

No hay una sola causa para la disfunción erectil, existiendo motivos físicos y psicológicos.

Algunas de las causas habituales son:

  • Diabetes

  • Problemas cardiovasculares (tensión alta, enfermedades de corazón)

  • Tratamiento para el cáncer de próstata

  • Cirugía (próstata, vejiga, colon, recto)

  • Medicación (tensión, antidepresivos)

  • Estilo de vida (tabaco, exceso de alcohol, obesidad, falta de ejercicio)

  • Lesiones de médula espinal

  • Problemas hormonales 


Tratamiento

La disfunción eréctil es una patología frecuente. No se trata de una enfermedad vital pero puede tener un una gran repercusión en la calidad de vida del paciente.

Opciones de tratamiento existentes:

  • Consejos y evaluación de la pareja. Su médico le recomendará un abordaje físico y psicológico combinado.

  • Cambios en el estilo de vida: mejorar la salud en general puede ayudar a disminuir los síntomas. Su médico le aconsejará abandonar el hábito tabáquico, disminuir el consumo de alcohol y realizar ejercicio regularmente. En general una dieta equilibrada en el consumo de azúcares, grasas y sal también es recomendable

  • Tratamiento farmacológico: inhibidores de la fosfodiesterasa 5 ( IPDE-5). Estos fármacos relajan el músculo liso del pene y favorecen la entrada de sangre en el mismo. Potencian la erección pero necesitan estimulación sexual. Los fármacos aprobados son: sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo, avanafilo. Como toda la mediación consulte con su médico o en la farmacia antes de consumirlos.

  • Dispositivo de vacío: puede ser una opción de tratamiento en aquellos pacientes que no quieren tomar medicación o que la tienen contraindicada. Es un dispositivo que se ajusta a la base del pene y puede conseguir o mantener una erección.

  • Tratamiento con ondas de choque. No se trata de un tratamiento estandarizado. Se aplican ondas sonoras de baja intensidad directamente en el pene para mejorar la función eréctil.

  • Inyecciones intracavernosas: inyección de fármacos vasoactivos directamente en los cuerpos cavernosos del pene. Puede considerarse cuando ha fallado el tratamiento farmacológico.

  • Prótesis de pene: es un dispositivo que se implanta quirúrgicamente en los cuerpos cavernosos del pene. Está indicado cuando no ha existido respuesta o está contraindicado el tratamiento farmacológico y la inyección intracavernosa.

Es necesario saber la situación y tamaño de los cálculos, su composición y la posible existencia de enfermedades que se asocien a su formación.

La situación y el tamaño del cálculo se valora mediante:

  • Radiografías simples. Permite distinguir la presencia de cálculos radiopacos situados en la vía urinaria.

  • Urografías con contraste. Prueba radiológica que permite localizar con precisión la situación del cálculo y su repercusión en la vía urinaria.

  • Ecografías. Es el examen no invasivo más utilizado en la actualidad, pues permite confirmar o descartar la obstrucción producida por los cálculos y localizarlos en la mayoría de los casos.

  • El UroTAC, sobre todo con los nuevos aparatos multicorte, permite una localización precisa de la litiasis.


Tratamiento

El objetivo primordial del tratamiento es aliviar el dolor, facilitar la expulsión del cálculo e inhibir la formación de nuevos cálculos.

El alivio del dolor puede lograrse con antiespasmódicos, opiáceos, meperidina o morfina que tienen excelente acción analgésica.

En la mitad de los casos el cálculo se expulsa antes de 15 días, y en la mayoría antes de los 2 meses.

Cuando un cálculo renal o ureteral se considera que no va a ser expulsado espontáneamente se debe adoptar una estrategia terapéutica intentando solucionar el problema con la menor agresividad y mayor resolución posible.

La clínica IMQ  Zorrotzaurre dispone de la tecnología para solucionar todos los problemas litiásicos por complejos que sean a través de procedimientos de:

  • Endourología: Cuando la piedra alcanza ciertas dimensiones, normalmente cálculos mayores de 2 cm se precisan técnicas endoscópicas (nefrolitotomia percutánea y/o ureterorrenoscopia transuretral).

    Así mismo disponemos de los últimos avances tecnológicos que nos permiten el diagnostico y tratamiento médico y quirúrgico más eficaz para cada paciente.

  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque: Procedimiento conocido como ESWL, en referencia a sus siglas en Ingles (Extracorpóreas Shock Wave Litotripsy).

    Es la fragmentación de los cálculos de la vía urinaria mediante energía generada y aplicada externamente al cuerpo humano, que posteriormente serán eliminados de forma espontánea a través de la vía urinaria.

    El equipo de Urología Clínica en colaboración con IMQ es responsable de la Unidad INSUTEK, dotada con el Litotriptor de última generación Dornier Compact Delta para la realización de Litotricia Extracorpórea por Ondas de Choque, sumamente eficaz.

    La mayoría de las litiasis inferiores a 2 cm las conseguimos solucionar por este método mínimamente agresivo.

  • Cirugía abierta convencional: Poco empleada en nuestros días, debido a la eficacia del resto de técnicas descritas.

La próstata es una glándula que produce el líquido que transporta los espermatozoides durante la eyaculación. Dicha glándula rodea la uretra, el conducto por el que la orina sale del cuerpo.

El aumento de tamaño de la próstata sucede a casi todos los hombres cuando van envejeciendo.

Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB). No es un cáncer y no aumenta el riesgo de cáncer de próstata.

Causas

Factores ligados al envejecimiento y a los cambios en las células de los testículos pueden intervenir en el crecimiento de la glándula.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Goteo al final de la micción

  • Incapacidad para orinar (retención urinaria)

  • Vaciado incompleto de la vejiga

  • Incontinencia

  • Necesidad de orinar dos o más veces por noche

  • Micción dolorosa u orina con sangre (pueden ser indicios de una infección)

  • Dificultad o demora para comenzar a orinar

  • Hacer fuerza al orinar

  • Urgencia urinaria fuerte y repentina

  • Chorro de orina débil


Tratamiento

La elección del tratamiento se basa en la gravedad de los síntomas y en la forma como afectan al paciente. Su médico tendrá en cuenta otros problemas de salud que usted pueda tener.

Las opciones de tratamiento pueden ser: esperar con vigilancia, cambios en el estilo de vida, medicamentos o cirugía.

Generalmente, las medidas de cuidados personales son suficientes para sentirse mejor.

Si usted sufre de HPB, debe realizarse un examen anual para controlar el progreso de los síntomas y determinar si se necesitan cambios en el tratamiento.

Tratamiento quirúrgico

  • Resección transuretral de la próstata: se realiza insertando un endoscopio a través del pene y se extirpa la próstata.

  • Prostatectomía abierta: en ocasiones debido al gran volumen de la próstata puede ser necesaria la vía abierta. Es un procedimiento para extraer la parte interior de la glándula prostática. Se lleva a cabo a través de una incisión en la parte baja del abdomen. Este tratamiento casi siempre se hace en hombres que tienen glándulas prostáticas muy grandes.


Otros procedimientos:

  • Láser HOLMIUM LUMENIS 100W

  • Fotovaporización

  • Enucleación de próstata

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Puede afectar tanto a mujeres como a hombres. Los síntomas pueden variar desde un escape leve de orina  hasta la salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común con la edad y tras el tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata.

Tratamiento

  • Técnicas conductuales. Rehabilitación suelo pélvico

Algunas personas pueden reducir los síntomas de los problemas de control de la funciones urinarias con hábitos sanos, modificaciones de la dieta (ciertas comidas y líquidos pueden causar frecuencia miccional), biofeedback, entrenamiento de la vejiga y ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica.

  • Medicación

El médico puede recetar fármacos para tratar el problema de control de la función urinaria. Los distintos tipos de medicación usados para el control de la incontinencia urinaria de urgencia se centran en detener las contracciones no deseadas de la vejiga.

  • Inyeccion de toxina botulínica intravesical

Si no hay respuesta a fármacos, la vejiga hiperactiva puede ser tratada mediante la inyección de toxina botulínica en el músculo detrusor vesical.

  • Neuromodulación de raíces sacras

La neuromodulación de raíces sacras es recomendada a aquellas personas que no han respondido a los tratamientos conservadores o no pueden tolerarlos.

  • Procedimientos quirúrgicos

    • Colocación de mallas

    • Esfínter artificial

    • En casos muy seleccionados la ampliación vesical

    • Cirugía mínimamente invasiva TOT y TVT.

    • Prótesis de incontinencia

Equipo

Clínica IMQ Zorrotzaurre
94 475 50 00

¿Tienes dudas? ¿Necesitas más información?

Contáctanos