<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1302467143154317&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Contactar

IMQ Zorrotzaurre

Ginecología y obstetricia

Especialidad médica y quirúrgica que trata las enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios).

Ginecología y obstetricia

La unificación de la asistencia al Parto en Clínica IMQ Zorrotzaurre para todas las gestantes que anteriormente eran asistidas en diferentes clínicas de Bilbao ha constituido una verdadera transformación con la creación de la “UNIDAD DE ATENCIÓN OBSTÉTRICA Y NEONATAL DE LA CLÍNICA ZORROTZAURRE”.

Desde la inauguración y puesta en marcha de esta Unidad el 29 de Mayo de 2012, todos los ingresos para proceso de parto de las pacientes pertenecientes al IMQ, así como las de otras compañías aseguradoras o pacientes particulares que lo deseen, se realizan en dicho centro. Esto posibilita la concentración de todos los recursos tanto humanos como tecnológicos en beneficio de dicha atención.

Esta Unidad Materno-Infantil tiene por objeto que la madre y el recién nacido reciban una atención integral garantizando la calidad, seguridad y confort durante toda su estancia en la clínica.

Se ha establecido una Guía Clínica de Atención al Parto Normal como guía de actuación de los profesionales con el objetivo de disminuir la variabilidad de la práctica clínica incidiendo de esta forma, directamente sobre la seguridad y la calidad asistencial.

Esta guía se basa en el desarrollo del proceso de parto de la forma más natural posible, si bien contempla aspectos como la analgesia epidural o la monitorización cardiotocográfica con el fin de evitar el dolor y potenciar la seguridad clínica.

Dar a luz es uno de los momentos más especiales de la vida, por ello en la Clínica IMQ Zorrotzaurre contamos con la infraestructura necesaria y con equipos multidisciplinares de atención al parto, que contemplan este acto de una forma integral y donde se trabaja conjuntamente para ofrecer la máxima seguridad tanto para la madre como para el recién nacido durante las 24 horas del día.

Nuestra especialidad, siendo la atención al Parto algo tan importante y singular, se compone en Clínica IMQ Zorrotzaurre de otras Unidades de gran interés:

  • Servicio de Urgencias de Ginecología y Obstetricia

  • Unidad de Diagnóstico Prenatal

  • Unidad Materno – Infantil

  • Planificación Familiar

  • Unidad de Menopausia

  • Unidad de Suelo Pélvico. Cirugía del prolapso. Cirugía de la Incontinencia urinaria de esfuerzo

  • Unidad de Oncología Ginecológica

  • Unidad de Patología Mamaria (Ganglio Centinela) - (Comité de Tumores de Mama)

  • Cirugía Endoscópica. Laparoscopia e Histeroscopia

  • Cirugía Robótica 

Tecnología

Hoy en día, gran parte de los resultados que obtenemos se debe al desarrollo tecnológico:

  • En Obstetricia contamos en Clínica IMQ Zorrotzaurre con los test Amnisure y Partosure para la detección de la rotura de membranas y la amenaza de parto pretérmino respectivamente, con la importancia que esto conlleva para evitar inducciones o frenaciones innecesarias. El Servicio cuenta con cardiotocografía fetal externa e interna para todas las gestantes que lo precisan con Central de Monitorización para observación y evaluación permanente del bienestar fetal. El pH de calota fetal sirve para detectar aquellos fetos que presenten riesgo de pérdida de bienestar fetal. Las Ventosas Kiwi más modernas y seguras que las convencionales y las suturas para piel: Insorb (subticular skin stapler) que al ser subcutaneas no se precisa retirar ninguna sutura, con lo cual la paciente gana en confort y es dada de alta en menor tiempo (Altas de cesárea en 3-4 días)

  • En Ginecología las bandas libres de tensión suburetrales para la corrección de la Incontinencia de orina han sido una revolución debido a los grandes resultados que con ellas se obtienen. Los avances en forma de arpones o diversos instrumentos para solucionar los prolapsos de cúpula vaginal han resultado decisivos en esta patología del Suelo Pélvico

  • En Patología mamaria con los avances en los medios de diagnóstico (Mamografías / Tomosíntesis, Ecografía mamaria, BAG eco-guiada, Resonancia…), el estudio del ganglio centinela y los conocimientos actuales se ha conseguido que la cirugía del cáncer de mama se convierta en la generalidad de los casos en un acto sencillo y de muy rápida recuperación para la paciente.

  • La cirugía Laparoscópica para patología benigna y maligna con aparataje de última generación está presente en 4 quirófanos de la Clínica.

  • La cirugía por Histeroscopia resuelve toda la patología endocavitaria benigna evitando cirugías mayores.

  • La Clínica IMQ Zorrotzaurre cuenta con el Robot Da Vinci para cirugías benignas como prolapso de cúpula vaginal o miomectomía múltiple, y para cirugías oncológicas como cáncer de cérvix, de ovario, o de endometrio donde la cirugía robótica puede facilitar las intervenciones correspondientes.

Equipo

  • Merche Mozas Calabazas

    Unidad del dolor

  • Merche Mozas Calabazas

    Unidad del dolor

Preguntas frecuentes

La máxima fertilidad femenina se alcanza hacia los 17-18 años y se mantiene hasta finales de la década de los veinte, que empezará a disminuir de una forma progresiva, acelerándose a partir de los 35.

La fertilidad es residual los últimos 7 años de reglas. La edad media de la menopausia son los 48’5 años, con un intervalo entre 42 y 56. Por lo que de una forma general podremos decir que los embarazos espontáneos serán muy infrecuentes a partir de los 41 años.

De una forma simplificada podemos decir que la probabilidad de gestación en un ciclo menstrual es del 35-40% con 18, de un 20% a los 30 y de un 5% a los 40 años. 

En los seis primeros meses de búsqueda de embarazo, la mitad lo logrará y un 20% más en los siguientes seis meses. Si al año no se ha conseguido la gestación debe de ponerse en contacto con un profesional especializado.

Este tiempo debe de reducirse si la edad materna va aumentando, incluso realizar el estudio antes de iniciar dicha búsqueda por encima de los cuarenta años. 

La búsqueda de una maternidad cada vez más tardía, ha llevado a muchas mujeres a congelar sus ovocitos, para mantener su fertilidad y así poder planificar su maternidad sin estar sujeta a la tiranía de la edad.

Cuanto más jóvenes optemos por esta técnica, mejores resultados obtendremos. Conforme van pasando los años, tendremos que congelar un mayor número para mantener una buena probabilidad de éxito. 

Este tipo de dispositivos, además de ser muy seguros como método anticonceptivo, tienen como ventaja añadida que disminuyen mucho la cantidad del sangrado menstrual y en muchos casos la anula, así como también disminuye las molestias de la misma.

Pueden usarlo tanto las mujeres que hayan tenido hijos como las que no hayan tenido. 

Entre la semana 11 y 12 de gestación conviene realizarse el “triple cribado”.

Es la combinación de edad materna, analítica materna y ecografía fetal. En esta ecografía se comprueba la edad gestacional y se mide la traslucencia nucal del feto. Con la edad materna, el resultado de la analítica y la medida de la nuca se establece un riesgo (probabilidad) de alteración cromosómica fetal (cromosomas 13, 18 y 21). Además esta ecografía sirve para valorar otros signos de alteración fetal como la normalidad de los huesos nasales, y de los flujos de la válvula tricúspide y del ductus venoso del corazón.

Existe otra analítica, el DNA fetal en sangre materna, más fiable que la anterior porque tiene menos falsos negativos. Es decir, es muy improbable que se equivoque cuando dice que el feto es normal. Hay varios tipos y se pueden determinar más cromosomas que con el “triple cribado”, y además otras alteraciones fetales.

También es una prueba de cribado, no de diagnóstico, y se puede realizar desde las semanas 13-14. No es como una amniocentesis, pero casi y sin sin riesgo.

La amniocentesis (y la biopsia de placenta) es la única prueba actual de diagnóstico prenatal fetal. A cambio de asumir un pequeño riesgo de aborto espontáneo (menos del 1%), ofrece la tranquilidad hasta el final del embarazo de saber que el feto no padece anomalías cromosómicas.

Está indicado practicarla cuando alguna de las dos primeras pruebas dan un riesgo alto.

La episiotomía es un corte que se realiza en el periné para facilitar la salida de la cabeza fetal durante el parto. Lo que es mejor es que no se produzcan desgarros de la piel ni de los músculos de esa zona. Es decir, lo mejor es que no haya que suturar (episiorrafia). Si hay que suturar, es mejor coser una episiotomía (corte limpio voluntario) que no un desgarro.

Es más frecuente que precise episiotomía una primípara, que una mujer que haya parido previamente vía vaginal. 

No. Ninguno de estos dos métodos alteran la fertilidad posterior. La mujer tendrá la misma fertilidad que tenía previamente al uso de ambos métodos.

Además de la acción anticonceptiva, los métodos hormonales tienen otros beneficios como: regular los ciclos, disminuir el dolor menstrual, mejorar el exceso de vello y acné… El DIU hormonal, también contribuye a disminuir la cantidad de sangrado menstrual y el dolor. 

El Ministerio de Sanidad y Consumo aconseja que la mujer sin el antecedente de un embarazo afectado por un DTN (Defecto del tubo neural) que planifica una gestación debe tomar 0,4 mg/día de acido fólico, mientras que aquella con el antecedente de un embarazo afectado por un DTN debe tomar 4mg día de acido fólico.

En ambos casos debe iniciarse esta pauta desde al menos un mes antes de la gestación y durante los tres primeros meses del embarazo, además de una dieta con alimentos ricos en acido fólico

Si la embarazada está tomando ácido fólico y no tiene factores de riesgo (abortos de repetición, embarazo ectópico anterior..) será vista en consulta entre la semana siete u ocho desde la fecha de su última regla para confirmar su edad gestacional y comprobar la correcta evolución de la gestación..

Existen dos grandes tipos de incontinencia urinaria (IU). La de esfuerzo y la de urgencia.

La incontinencia de Esfuerzo (IUE) es la pérdida involuntaria de orina que coincide con el aumento de la presión abdominal desencadenado por la actividad física. (tos, risa, esfuerzos…)

La incontinencia de Urgencia consiste en la pérdida involuntaria de orina asociada con un fuerte deseo de micción (urgencia), por ejemplo al entrar en el portal, al entrar en casa, al contacto con el agua …

Sólo tiene solución quirúrgica la incontinencia de esfuerzo, mientras que la de urgencia precisa para su corrección de tratamiento médico.

La incontinencia Mixta con predominio del componente de esfuerzo también es susceptible de tratamiento quirúrgico.

Antes de pensar en la cirugía se debe valorar el tratamiento conservador consistente en potenciar la musculatura del suelo de la pelvis. 

La cirugía de la Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE) ha sufrido una verdadera transformación con la descripción del sistema TVT, por los profesores Ulmsten y Petros en Suecia, 1996. A partir de aquí, podemos decir que los resultados son satisfactorios en torno al 90% de los casos.

En cuanto a la sencillez de la intervención, es verdad, que se trata de una cirugía fácil y sencilla para la paciente ya que es dada de alta el mismo día o al día siguiente, haciendo una vida muy normal, a excepción de evitar los esfuerzos en el primer mes. El cirujano, por el contrario debe dominar la técnica ya que ésta consta de múltiples detalles que son necesarios para obtener un resultado adecuado. 

La mujer que tiene ciclo menstrual debe hacer el autoexamen mamario una vez al mes coincidiendo con la primera fase del ciclo, es decir, después de la regla. La mujer postmenopáusica también debe hacerlo una vez al mes pero al no tener ya esta referencia debe tener otra, por ejemplo la primera semana del mes.

Sin embargo hemos incidido tanto desde el ámbito medico respecto a esta práctica, que vemos en la consulta a mujeres angustiadas y obsesionadas con este tema (palpación continua, búsqueda de secreciones del pezón, visión ante el espejo…). La realidad que vemos en consulta es que la mujer ante cualquier cambio, por mínimo que sea, lo detecta fácilmente en su vida diaria, al ducharse, vestirse…

Un nódulo en la mama no tiene por qué ser un cáncer. Dependiendo de la edad y de otros factores lo más probable es que pueda tratarse de un nódulo benigno.

De todas formas ante un bulto en la mama lo primero que debe hacer es ponerse en contacto con su ginecólogo. Este le realizará una exploración clínica y le solicitará unas pruebas de imagen (mamografía y/o ecografía) para definir la naturaleza del mismo. 

En los países avanzados, el cribado mediante citología ha conseguido reducir en un 80-90% las cifras de incidencia y mortalidad del cáncer de cérvix.

Según indica la oncoguía de prevención de cáncer de cuello de útero de 2014, publicada por la SEGO, la edad de inicio de la citología es a los 3 años de tener relaciones sexuales o a los 25 años de edad.

Después de dos citologías seguidas anuales con resultado normal es suficiente realizar la citología cada dos o tres años. 

Desde el año 2006 se puede utilizar en el cribado el test VPH. No obstante, en este momento no se emplea de forma sistemática, pero se espera que se incorpore al cribado poblacional en los próximos años debido a su mayor sensibilidad respecto a la citología.

El test VPH se debe hacer en estos casos:

  • Citología con resultado de ASCUS en mujeres a partir de los 25 años.

  • Control de curación del CIN II-III en las consultas de colposcopia antes del alta de la paciente.

La vacuna del VPH tiene una indicación exclusivamente profiláctica, sin efecto terapéutico sobre cualquier patología causada por VPH.

La vacunación de mujeres hasta los 26 años, independientemente de su actividad sexual, con máxima prioridad en el grupo de edad entre los 9 y 14 años combinada con un cribado poblacional, es altamente eficiente y debe ser considerada una estrategia prioritaria de prevención oncológica.

La vacunación de mujeres de mas de 26 años debe ser valorada individualmente.

La vacunación en mujeres después de tratamiento de lesiones intraepiteliales de cuello de útero, vagina y vulva o de verrugas genitales es totalmente recomendable.

Sólo se debe solicitar este estudio en aquellos/as pacientes que pertenezcan a familias con un riesgo alto de cáncer mama y/o ovario hereditario.

Los criterios de inclusión para el estudio genético. Genes BRCA 1 y BRCA 2 son estos:

I. Tres o más familiares de primer grado en la misma rama familiar afectos de cáncer de mama y/o ovario.

II. Dos casos entre familiares de primer o segundo grado si se cumplen una serie de premisas

III. Si no hay historia familiar, o no se conoce, la paciente ha de cumplir:

  • Cáncer de mama antes de los 30 años

  • Cáncer de mama y de ovario en la misma paciente.

  • Cáncer de mama bilateral antes de los 40 años.

  • Cáncer de mama triple negativo antes de los 40 años.

Familiar de primer grado son: Padres, hermanos, hijos.

Familiar de segundo grado son: Tíos, abuelos, sobrinos, nietos

Hay muchas publicaciones y artículos señalando el incremento de las tasas de cesáreas en los últimos 30 años. En el mundo existen amplias variaciones en las tasas entre diferentes países y continentes. En España la tendencia también ha sido ascendente situándose como media en el 27%, y también con grandes variaciones entre las diferentes comunidades.

La cuestión puede ser otra: ¿Existe una menor tasa de morbimortalidad fetal y/o materna donde se hacen más cesáreas? La respuesta es NO.

El recién nacido no se prepara con el trabajo de parto para su adaptación fuera del útero y los nacidos por cesárea presentan:

  • Aumento de la morbilidad respiratoria

  • Disminución en las tasas de lactancia materna

  • Incremento de las enfermedades atópicas

Las consecuencias maternas de las cesáreas son:

  • Aumento de la morbimortalidad materna

  • Reducción de la fertilidad

Complicaciones de la placentación en embarazos sucesivos

Clínica IMQ Zorrotzaurre
94 475 50 00

¿Tienes dudas? ¿Necesitas más información?

Contáctanos